Protagonistas

“La tecnología puede cambiar el mundo y las mujeres no nos podemos quedar fuera”

Patricia Araque y Begoña Miguel se dieron cuenta de que las mujeres usaban las redes sociales y utilizaban la tecnología como herramienta pero no para generar un negocio. Un dato lo avala. Tan solo un 3% de las mujeres emprende en el sector tecnológico. Este fue el punto de partida de Ellas 2.0. “Abrimos un espacio para inspirar a las mujeres a contemplar estos modelos de negocio que son mucho mas viables, que tienen un alto potencial de crecimiento y que, en momentos de crisis, permiten cambiar de mercado sin tener que hacer mucho sacrificio”, explica Araque, una de las directoras de esta innovadora red social de mujeres.

Ellas 2.0 nació como un proyecto para incrementar el número de emprendedoras en tecnología. “En el lado de las generadoras no es un sector femenino pero sí lo es en el del consumo. Las mujeres tomamos la mayor parte de las decisiones de compra en el mundo online pero hay muchos más hombres cofundadores de start-ups tecnológicas”, cuenta la directora convencida de que la presencia femenina en la red debe traspasar la frontera empresarial. “Somos más mujeres en Twitter, Facebook o Linkedin pero en los equipos fundadores de estas compañías, que han transformado Internet, no hay mujeres”, dice disgustada. “Esto provoca que los inversores no inviertan en proyectos femeninos. Esta tendencia se romperá cuando haya una masa crítica liderada por mujeres”, afirma con rotundidad la directora que, sin duda, podría ser una de las que guiara este movimiento.

Desde Ellas 2.0, conectan a emprendedoras con expertas a través de contenidos que generan éstas. “Acercamos conocimiento, recursos e inversores a aquellas que lo necesitan”, dice Araque, quien insiste en que no les ayudan en el aspecto financiero y de consultoría pero sí a tomar conciencia de la importancia de que el sexo femenino se involucre en un negocio tecnológico. Y es que los datos demuestran que las start-ups puestas en marcha por mujeres tienen mayores niveles de éxito y son más durables. “La tecnología tiene grandes posibilidades de crecimiento, de cambiar el mundo y las mujeres no nos podemos quedar fuera”, sostiene la directora, con cuya filosofía coinciden muchas mujeres.

Depende de la emprendedora, la industria y la fase en qué esté su proyecto, tienen distintas necesidades pero el apoyo familiar y social es la principal. “Necesitan saber que no están solas y lo pueden solventar leyendo un artículo con el que se sienten identificadas o yendo a un evento de networking y viendo que hay más personas con los mismos miedos”. Con este objetivo organizan todos los meses el ‘Founder Friday’, una idea de la plataforma Women 2.0 y que Ellas 2.0 apoya difundiéndolo en comunidades de habla hispana. En total se celebra en 17 ciudades, “las más innovadoras del mundo”, de ocho países: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, México, Colombia, Chile y Argentina. Por cuestiones de horario no se realiza simultáneamente en todos ellos pero el concepto es el mismo: “un evento de networking abierto a toda la comunidad de emprendedores, tecnólogos, inversores y académicos”. En el de Madrid, dos mujeres emprendedoras de sectores diferentes, cuentan su proyecto. En el ‘Founder Friday’ de hoy, 15 de febrero, Esther del Castillo, co-fundadora de ‘Babytendende’ y Sonia Mulero, directora de la Fundación Inlea son las encargadas de esta misión. “Con este encuentro hemos conseguido crear un espacio donde las mujeres se sienten seguras, cómodas y esto les impulsa a interaccionar”, asegura la directora con la creencia absoluta de que es imprescindible impulsar el potencial femenino y apostar por la tecnología. Un mundo que invita a descubrir a su lado.

Anuncios

2 pensamientos en ““La tecnología puede cambiar el mundo y las mujeres no nos podemos quedar fuera”

  1. Hay que animar a las mujeres a subirse al carro del emprendimiento! En nuestra plataforma de financiación de proyectos nos encontramos con una importante mayoría de emprendedores masculinos. Sin embargo, los proyectos que tenemos en los que participan mujeres son quizá los más elaborados, y gozan de un alto componente tecnológico.

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.