Emprendimiento

La imaginación es el mejor invitado

Seis mimos nos cortan el paso en medio de la calzada. En una mano, tienen una lata de refresco que aparentan beberse. Su piel parece estar helada. “Un artista plástico trabajó para congelar el cuerpo de estos actores y simular que se habían quedado congelados de lo refrescante que estaba la bebida”. La que habla es María Santos, responsable de esta puesta en escena y directora de ‘Tira del Hilo’, una empresa proveedora de servicios artísticos para eventos a través de la animación y el espectáculo. Una muestra de creatividad e imaginación.

“El cliente sabe que su nuevo producto o marca va a llegar directamente a la persona a la que se le está haciendo la promoción. Cara a cara”, explica María, quien destaca que estas acciones suelen tener un coste inferior a las campañas publicitarias tradicionales en medios de comunicación. Son las llamadas acciones de street marketing. Aquellas que crean grandes espectáculos en la calle y la llenan de paseantes curiosos. “Son buenas por innovación, novedad y cercanía”, añade convencida de lo que ella denomina marketing directo. El día que se presenta a medios es el más importante para su repercusión. Aprovechan todo lo que se está creando para hacer una pequeña publicidad. “El límite del espectáculo estará en el respeto al ciudadano y en donde la imaginación nos lleve”, asegura esta emprendedora que desborda satisfacción por su labor.

En muchos casos, las empresas tienen una idea definida de lo que quieren realizar. “Nosotros la acabamos de moldear y apoyamos con la dirección artística”, dice la directora. Otras veces el equipo de María crea el evento desde cero. “Me gusta proponer ideas y sobre todo participar en la mesa de trabajo con el cliente final, la agencia y los recursos que nosotros podemos aportar”, cuenta María que busca la mejor opción para el cliente “dependiendo del lugar donde se vaya a realizar, el target, el número de invitados y el motivo de la fiesta o acto”.

Los casi 15 años de María como bailarina profesional le han llenado su agenda de artistas de diferentes disciplinas con los que cuenta para sus creaciones. “Músicos, bailarines de todas las modalidades, zancudos, grafiteros e ilustradores, entre otros”, asegura esta mujer cuya experiencia en el mundo del espectáculo le ha lanzado a realizar estos eventos con tanta imaginación. María crea las coreografías, ensaya con los actores, hace el casting y está pendiente de las pruebas de vestuario. “Tiramos del hilo de los diferentes artistas y unificamos el mejor equipo para cada celebración”. A veces, esta planificación es complicada porque los encargos llegan de un día para otro. “En estos casos se trabaja a una gran velocidad pero suelen ser solicitudes más sencillas, como un zancudo. Nuestro trabajo aquí es decidir el asesorar y supervisar el vestuario, su acting y calidad de trabajo”, explica. Tienen que buscar al artista perfecto en tiempo récord. “Hicimos un espectáculo relacionado con los premios Oscar y tuvimos que buscar rápido un actor que quisiera estar pintado de dorado durante muchas horas, que cumpliera con su horario e hiciera bien su trabajo”, asegura esta bailarina, quien también busca para las presentaciones de algunos de sus clientes celebrities de actualidad.

En este primer año de Tira del Hilo, María también ha experimentado los eventos dentro de las empresas. “Me encantan porque veo un resultado inmediato. Los trabajadores participan, pierden la vergüenza y se lo pasan muy bien”, cuenta emocionada. Suele organizar coreografías o lipdubs para presentaciones de nuevas oficinas o teambuildings. “Para ellos es una jornada de trabajo en la que se conocen, se desinhiben, crean equipo de trabajo y trabajan sobre valores”, explica esta empresaria que considera que “ahora se tiende a hacer acciones innovadoras que motiven a los trabajadores”. María lo consigue. Logra crear un ambiente agradable en la compañía y marcar de tal forma al espectador que recuerde durante mucho tiempo aquel baile que vio en una calle de su ciudad. Pero aun le quedan muchos proyectos por hacer. “Me encantaría fusionar disciplinas y poder crear más historias”, dice con entusiasmo esta coreógrafa que imagina crear una bata de cola con luces de led. Y es que como dice María, no hay límites. Y en su imaginación, creatividad y capacidad de visión, tampoco.

Anuncios

Un pensamiento en “La imaginación es el mejor invitado

  1. Quiero un mimoooooo!! Como me gustan estas historias de empresas que alegran la vida de la gente. Enhorabuena! A ti también Carolina, no es fácil transmitir de forma tan clara, alegre y sencilla el trabajo de las personas. Una pasada como escribes…

Los comentarios están cerrados.