Emprendimiento/Para la casa

“Todos creemos tener un pequeño caos en casa”

Antes de comenzar la entrevista, María Gallay coge una silla y coloca su abrigo y su ordenador en el respaldo. Tiene lo que se conoce como “deformación profesional”. Desde hace nueve años se dedica profesionalmente a ordenar y organizar espacios, lo que da nombre a su empresa: ‘Organización del orden’. “Atacamos directamente ese pequeño o gran caos con el que no sabes por donde empezar”, reza su web.

María convierte desde un cajón de calcetines a una casa en un espacio organizado y funcional. Desde un trastero a una oficina. Lo más difícil, según María, es tomar la decisión de ordenar. “La mayoría de las veces hay que hacerlo porque las circunstancias cambian: una mudanza, la llegada de un bebé, falta de espacio o un fallecimiento”, cuenta la experta. “Todos creemos, aun siendo obsesivamente ordenados, que tenemos un pequeño caos”, asegura esta mujer que ha visto cientos de lugares alborotados.

Una vez que María contacta con el cliente, hace una primera visita de diagnóstico a su casa. “Allí me cuenta sus necesidades, lo que le molesta y lo que quiere. Yo veo el espacio, tomo medidas, hago fotos y le pido información real y veraz de sus hábitos. Cuanta más, mejor”, explica María. A partir de ahí, busca soluciones. Muchos tan solo quieren ideas pero otros necesitan que sean las manos de María las que organicen sus cosas. Por ello, el tiempo que invierte puede variar de una hora a varias semanas. En la siguiente visita, esta emprendedora vacía la habitación y ve lo que necesita. “Contrato a un pintor y a un electricista, si hace falta, y superviso el transporte del mobiliario”, explica quien además se encarga de comprar estructuras, muebles, baldas, armarios y cajas para ordenar.

Cuando esta enamorada del orden se pone manos a la obra, hay clientes que se desentienden y solo quieren ver la habitación cuando esté terminada. “Otros quieren colaborar, aprender cómo tener unos buenos hábitos y estar delante mientras lo ordeno. Además suelo tener sesiones con el cliente o sus familiares para entrenarles”. Colocan los objetos según el uso que se le dan. “Las cosas tienen que estar conectadas. Creamos un sistema de funcionalidad que facilita la vida diaria y así, lo convertimos en hábito”, explica esta empresaria que se cerciora de que los aparatos que no funcionan, salgan de la casa: “los cargo en mi coche y los llevo al punto limpio”.

La planificación cambia cuando se trata de un armario. “En el 99% de los casos, hacemos una selección. Vacío el armario y voy preguntando al cliente el uso que le da a cada prenda. Hacemos tres cajas distintas: para donar, guardar y tirar”, comenta María, que insiste en que cualquiera puede ser ordenado. Esta impulsora del orden es consciente de que su intromisión en la intimidad de las personas puede resultar molesto. “Siempre soy muy cuidadosa y respetuosa con la casa y los objetos de los demás”, asegura y sobre todo cuando se trata de personas que sufren Síndrome de Diógenes.

Otros clientes solicitan el servicio para que María se encargue íntegramente de una mudanza porque tiene la ventaja de que conoce las dos casas. “Etiqueto las cajas según las habitaciones de la futura vivienda. Cuando están allí lo recoloco y lo organizo para que esté listo cuando el propietario vuelva”, explica esta mujer con un don extraordinario: el de la visión espacial. “Cuando entro en una casa, me entra un cosquilleo y quiero comenzar cuanto antes a clasificar. Los clientes se disculpan por su desorden pero yo le digo que no se preocupen. Disfruto mucho de mi trabajo”. Tanto que se pone a prueba en su propia casa. Juega a apagar la luz y buscar a oscuras sus cosas. Un reto que solo una persona con la capacidad, el talento, la organización y la pasión de María lo hace posible.

Anuncios

2 pensamientos en ““Todos creemos tener un pequeño caos en casa”

  1. Esta mujer es genial y demuestra que trabajo hay en todas partes. Enhorabuena Carolina, otra historia fresca, original y única. Sigue así. Al final alguien (más) se dará cuenta que el tesoro de verdad eres tú.

Los comentarios están cerrados.