Emprendimiento/Para protegerse

Con un solo clic, sabemos quién ha visto nuestros documentos

Prot-On2okokUnos correos electrónicos de la amante del que fuera director de la CIA, David Petraeus, le llevaron a dimitir de su alto cargo hace seis meses. La noticia estalló como la pólvora. Si los secretos que guarda en su ordenador y cuenta de correo electrónico uno de los hombres más poderosos del mundo salen a la luz, ¿qué ocurre con los de los ciudadanos corrientes? Hasta ahora, si queríamos evitar disgustos, no los enviábamos o lo hacíamos sin ninguna seguridad. Óscar-Marie Richard se dio cuenta de este enorme vacío que existía y creó, hace dos años, Prot-On. “Es una herramienta, gratuita para particulares, que protege, gestiona y permite conocer el uso que se le da a los archivos que se comparten en Internet”, explica Laura Núñez, responsable de marketing de esta innovadora compañía que ha sabido adelantarse a las necesidades de los usuarios.

Prot-On nace con el auge de Internet, las redes sociales y la piratería y en un momento en que la vida de millones de personas está “colgada” en la red. “Prot-On surge para proteger nuestros datos que circulan en la nube”, añade Núñez. Solo hay que darse de alta en la aplicación, establecer una contraseña, a través de la cual la plataforma gestiona nuestros documentos, y enviar éstos a cualquier destinatario que, también debe disponer de esta herramienta. “El usuario puede saber, con un solo clic, si la otra persona ha abierto o ha impreso el documento”, cuenta Núñez, quien insiste en que en Prot-On nunca ve ni almacena esos archivos, solo guarda y gestiona las llaves para acceder al documento y los usuarios con permisos para tenerlas.

De esta forma, el documento permanece protegido independientemente de cuantas copias haya de él y de dónde estén. Su propietario puede bloquear en cualquier momento el acceso a todos o a alguno de los destinatarios a los que previamente envió el archivo. “Se queda como un archivo inservible”, detalla la responsable, quien afirma que desde la empresa están de acuerdo con la ley del derecho al olvido, que obliga a las redes sociales y a los motores de búsqueda a borrar todos los datos de una persona de forma si ésta lo solicita. Aun así, Núñez se muestra disgustada por la poca garantía legislativa que existe para proteger datos y archivos personales. “El problema no es Internet sino cómo lo usamos. Nos preocupamos por la privacidad en nuestra casa pero no en nuestro ordenador”, dice convencida de que la toma de conciencia debe empezar desde pequeños.

Esta aplicación no solo protege los archivos enviados por correo electrónico a través del cualquier dispositivo, sino también todo documento que se guarde en el ordenador ordenador o en servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox. “Donde Prot-On no funciona aun es en la plataforma de mensajería instantánea whatsapp ni en la red social Facebook, pues redimensionan las imágenes y no es posible protegerlas. Lo que sí permite de forma muy sencilla es compartir un enlace a su archivo protegido”, explica la responsable de Marketing, cuya sonrisa aumenta cuando recuerda a las más de 10.000 usuarios, que ya usan Prot-On. “Es un servicio que siempre va a ser gratis porque queremos que sea estándar y todo el mundo lo use”, plantea Núñez como objetivo. De momento ya lo han presentado en México y en 2012 fue elegido el mejor Producto o Sistema de Seguridad TIC del año por el consejo Técnico de la revista ‘Red Seguridad’. Un galardón que les impulsará a conseguir que muchos pensemos en Prot-On antes de enviar nuestros archivos más valiosos a la red sin protección ni garantía de seguridad y confidencialidad.

 

Anuncios