Protagonistas

“Esperanza Aguirre es un plan de comunicación andante”

“Un mismo mensaje emitido por un hombre no se percibe igual que si lo dijera una mujer. En función de cómo se emite y quién lo emite, cambia. Tampoco es igual una campaña electoral de una mujer que de un hombre.” La que habla no se ha presentado como candidata a ninguna, ni tan siquiera es política pero conoce los entresijos de la profesión como si lo fuera. Ángela Paloma Marín es experta en comunicación política. Con ella, repasamos la imagen de nuestras representantes. Y es que la comunicación política entiende de sexos.

Ángela asegura que sabe diferenciar qué política es de izquierdas y de derechas: “es fácil de identificar no tanto el partido como la tendencia. Hay estadísticas que dicen que las populares son más elegantes que las socialistas”. Su intuición y experiencia le lleva a creer que los zapatos de tacón abundan más en las políticas de derechas que de izquierdas y advierte del peligro del abuso de los tacones. “Vestir bien no significa siempre ir elegante, sino ir acorde en un momento determinado”, nos recuerda. “Esperanza Aguirre es un plan de comunicación andante. Sabe adecuar en todo momento su vestimenta con el lugar en el que está, dar un titular y llamar la atención cuando quiere”, dice Ángela de la que considera la mejor comunicadora política.

No es cierto, asegura la experta, que las políticas llamen cada mañana a algún asesor para que le indique cómo tiene que vestir ese día. Lo que debe primar es que se sientan cómodas y no desvíen la atención con una mala imagen. La primera dama Michelle Obama es, probablemente para Ángela, el personaje público femenino más bien asesorado en este sentido. Aunque muchas culturas solicitan que, al representar a la primera potencia mundial, vista para todos, no puede ser posible. “La mujer del presidente tiene su papel dentro de la política, se adapta al mensaje en el vestir y al público”, explica quien cree que el mayor éxito que tiene que conseguir una política es la identidad y la conexión con su electorado y en eso influye “lo que diga y cómo lo diga”.

El luto que la presidenta argentina Cristina Kirschner lleva desde octubre de 2010, cuando murió su marido, fortalece su carácter y su mensaje. “En este momento y en su caso, vestir de luto le beneficia porque consigue impone”, cuenta quien estudia cada caso de los políticos con atención. Lo mismo ocurre con la canciller alemana Angela Merkel, quien, a ojos de nuestra experta, “representa en el vestir la política que lleva en su país”. Aunque su cuerpo y carácter no da muchas opciones a cambiar su vestuario, la rigidez de sus trajes le hace más mayor y más dura pero, representar a la Alemania actual, requiere una seriedad que conlleva vestir así.

Dentro de nuestras fronteras, Ángela repasa a dos políticas del anterior gobierno: Leire Pajín y Mª Teresa Fernández de la Vega. “La primera tendría que haber cuidado su imagen y haber contratado a un asesor o personal shopper”, afirma. De la segunda, no sabe si es acertado su cambio de estilo al salir de la política pero considera que sus arrugas representaban seriedad en el cargo de vicepresidenta que ostentaba. Del gobierno actual, no duda en nombrar a la ministra de Fomento Ana Pastor como una de las mejores vestidas del Ejecutivo. “Es muy correcta con su edad y con el ministerio que le toca defender”, añade Ángela.

Pastor es una de las pocas mujeres que llevan carteras de gran responsabilidad. La mayoría ha estado al frente, a lo largo de la historia de la democracia, de ministerios sociales como Igualdad o Sanidad que, aunque pueden humanizarlas, también pueden ser un refugio para no llegar a las de más responsabilidad. Muchos políticos creen que la responsabilidad social es más que para una mujer que para un hombre y evitan colocarlas al frente de grandes ministerios. Hoy por hoy no debería desigualdad en los cargos y debería haber la misma accesibilidad a ellos. La mujer está sobradamente capacitada para gestionar cualquier puesto”, afirma con rotundidad esta periodista con una gran capacidad de análisis y observación en todo lo que le rodea.

Anuncios