Emprendimiento/Para los niños

Unas cajas llenas de mimitos

En la tapa de la caja hay un post-it en el que se ve escrito Pablo. En su interior hay un sonajero, un puzzle, un chupete, una crema corporal y unos lápices de colores. En 5 Mimitos, Ana Molleda diseña cajas con artículos para los bebés y sus madres. Con 20 tipos de cajas distintas, incluye en todas ellas productos de cuidado e higiene y juguetes.

Tras su baja de maternidad, Ana aprovechó su experiencia en informática y decidió crear una empresa de un sector que le gustara y se le diera bien. Como segunda de seis hermanos y primera entre todos ellos (y de sus amigas) en tener hijos, Ana se dio cuenta de que los demás le preguntaban su opinión cuando les llegaba el momento. No lo dudó: “quise ayudar a las madres para que no afronten solas esta nueva situación”. Estos días, su proyecto, con más de 100 bebés atendidos y cuatro empleados, cumple un año de vida.

“Las cajas están enfocadas a esas cosas prácticas que nadie regala”, dice quien conoce bien esta necesidad. El 90% de los paquetes que realizan están destinados a los bebés (menores de 3 años), el resto a las madres. Para éstas últimas incluye siempre una crema de manos, una rosa de mosqueta o una lima para las uñas. “Somos las grandes olvidadas y también queremos que nos mimen”, asegura esta madre de dos hijos de 2 y 7 años.

Todos los productos que llevan las cajas están avalados por ginecólogos, enfermeras, matronas y psicopedagogos. No hay dos paquetes iguales, asegura su creadora: “todas son personalizadas. Los artículos depende del sexo del bebé, de la edad y de si tienen hermanos. Si es así, también le regalamos un juguete a ellos para que jueguen con el pequeño”. Además de juegos de estimulación como pelotas, encontramos cremas, baberos, biberones, plastilina, gorros o pequeños instrumentos de música.

Esta apasionada del mundo infantil recorre cada tienda en busca de nuevos productos para sus pequeños clientes. Es lo que llama investigación de mercado. “Me voy de compras y si veo algo que me gusta, lo compro y lo pruebo con mis hijos y sobrinos. Si vemos que funciona, hablamos con nuestro psicólogo y el fabricante y lo incluimos en nuestras cajas”, explica esta emprendedora que ha descubierto en los proveedores alemanes unos expertos en juguetes de estimulación.

Ana ha ideado, además, una original forma de compra. A través de su web, los clientes que se suscriban, cada dos meses reciben en su casa una caja con diferentes accesorios. “No hace falta sobresaturar a los niños. El ritmo de aprendizaje no es tan rápido como para que todos los meses tengamos que comprar juguetes nuevos. Se bloquean y no aprenden y nosotros queremos que el aprendizaje sea duradero”, dice orgullosa de su idea.

Para los bautizos, 5 Mimitos también ofrece una caja especial que contiene un marco de plata, un broche de plata, una crema, un bonito babero y un juguete. Ana lo enseña con absoluta satisfacción y no pierde ningún detalle de su almacén. “El negocio va creciendo y aunque de momento solo distribuimos en España, tenemos pensado abrirnos a Francia, Portugal, Italia, Alemania y no descarto Latinoamérica”, concluye esta mujer que ha hecho de su maternidad, un negocio para todas las madres.

Anuncios