Cuidarse/Para verse mejor

“Para arreglarse bien, lo primero que hay que hacer es quererse a uno mismo”

Actores, abogados, dependientes, camareros. La imagen puede ser decisiva para aquellos que trabajan de cara al público. Los clientes necesitan ver que quien les sirva esté aseado, limpio y sonriente. “La sonrisa y la amabilidad abre las puertas”, explica Alessandra Santi, asesora de imagen con diez años de experiencia en spots y como consejera en las mejores marcas de belleza. Con el pelo perfectamente peinado, los ojos cuidadosamente pintados y una gran sonrisa, Alessandra refleja bien su profesión.

Nada más comenzar la conversación, Alessandra no duda en decir que hay un exceso de importancia a la imagen: “hay gente que sufre por estar siempre perfecta intentando alcanzar algo imposible”. Sin embargo, estar bien es cuestión de acertar con unas pocas ideas clave: higiene, un poco de maquillaje, un pelo cuidado y un vestuario adecuado para la ocasión. El límite está en el estilo y la comodidad, explica la asesora que cree que “hacer sentir guapa a una mujer es muy agradecido”.

Alessandra ha visto, a lo largo de su carrera, muchas mujeres con diferentes cuerpos y estilos. “Para arreglarse bien, lo primero que hay que hacer es quererse a uno mismo”, asegura la asesora, a la que llaman ‘Milagritos’ por los cambios que consigue en sus clientas. “Es complicado dar con un buen estilista que sepa dar con el punto adecuado”, añade.

Nuestro estilo debe depender no solo de  la forma, sino del color de las prendas. Esto último debe depender, según Alessandra, del color de ojos, piel y pelo, aunque la experta aconseja no vestir del mismo tono que nuestros ojos, sino coordinarlo con los labios. Al ir de compras, debemos fijarnos bien en cómo somos para acertar con el tipo de prenda. El objetivo es parecerse, en el caso de las mujeres, a la figura de un reloj de arena, resaltando la cintura: “si una mujer tiene los hombros anchos y la cintura estrecha, le quedarán bien las faldas anchas, los pantalones de pinzas y los estampados. Si por el contrario, tiene la cadera ancha y el tronco estrecho, lo más adecuado son los volantes, escotes y chaquetas con hombreras que dan más volumen en la parte superior del cuerpo”.

Alessandra reconoce haberse llevado las manos a la cabeza al ver a presentadoras de televisión con vestidos exagerados y escotes demasiado sugerentes. “En los informativos resalta más el vestuario que la información”, considera esta experta, que le ocurre lo mismo cuando ojea algunas revistas, donde aparecen celebrities y famosas. “Donde encuentro más errores es en el maquillaje y la peluquería”, explica esta observadora innata que nombra a la actriz Paula Echevarría como ejemplo de buena imagen.

Esta joven asesora ha pasado por rodajes de anuncios, tiendas, eventos y casas particulares para ayudar a la gente a sentirse mejor pero ahora tiene un nuevo proyecto. Se llama Calevera y es una línea de camisetas muy originales que se venderán en tiendas multimarca. No tiene miedo de involucrarse en un nuevo mercado, su cabeza tiene ideas suficientes para albergar muchas más creaciones.

Anuncios