Cuidarse/Para estar en forma

Fruta y voley playa, las claves para un verano sano

Extendemos la toalla en la arena, nos tumbados al sol y leemos un libro durante horas. Aunque éste es un plan muy atractivo para estos días calurosos de verano, los expertos aconsejan de que también en esta época podemos hacer ejercicio y cuidarnos sin sufrir y sin dejar de disfrutar de las vacaciones.

Si hemos estado a dieta, no debemos abandonar la atención en lo que comemos. “Si en el plato hay alimentos que no podías comer mientras hacías dieta, estás haciendo un extra y cuando se convierten en algo habitual, es cuando empezamos a ganar el peso perdido. Controlar lo que se come y sólo hacer excepciones de vez en cuando es el único modo de mantener el peso en verano” recuerda el  doctor José Cordero, director médico de Néctar, Salud en Positivo.

Podemos optar por la fruta de verano como cerezas, fresón, sandía o melón, que es muy sabrosa y apetecible. “Su alto contenido en agua, sus mínimas calorías y grasas, y su riqueza en carbohidratos y en azúcares naturales contribuyen a regenerar las reservas energéticas sin que eso pase factura a nuestra figura, todo lo contrario. Algunas frutas, como el melocotón también contienen fibra que mejoran el tránsito intestinal y combaten el estreñimiento”, señala el experto.

Aunque nos tiente estar tumbados al sol durante horas, podemos aprovechar ese escenario fantástico para dar paseos, jugar a las palas o al voley playa. Así, pasaremos un buen rato a la vez que ejercitamos nuestro músculos. “Correr por un terreno distinto al asfalto, como la arena de la playa o el campo, no sólo mejora la respiración sino que quema más calorías y grasas, puesto que la resistencia del terreno exige un mayor esfuerzo”, explica José, que insiste sobre todo en que la risa es un elemento fundamental para la salud. “Reír ayuda a quemar calorías puesto que se mueven 400 músculos. Por cada 10-15 minutos de risa puedes quemar hasta 40 calorías. Crea un clima positivo,  levanta el ánimo de los que te rodean y reduce la tensión muscular y la producción de hormonas que causan el estrés, incrementando la absorción de oxígeno en la sangre”, concluye este doctor convencido de que esta época es muy buena para cuidarse la salud.

Anuncios