Emprendimiento/Para los niños

“El objetivo del taller es valorar el entorno”

Fotos: Luis Díaz y Ana Mando

“Me gustaba dibujar. Recuerdo que de niño, dibujaba con el dedo en el aire y mi madre me preguntaba qué estaba haciendo. Yo decía: “Estoy dibujando”. Así el dibujo me llevó a la arquitectura”. Esta frase es del arquitecto brasileño Óscar Niemeyer y demuestra como el poder de una vocación. Tal vez Almudena de Benito tuvo una sensación parecida y por eso decidió no solo dedicarse a este arte, sino a transmitírselo a los niños.

“Siempre he dicho que mis talleres no son para niños que quieren ser arquitectos, sino para aquellos que quieren experimentar y probar algo nuevo”, declara Almudena, que desde hace dos años está al mando de Chiquitectos, una iniciativa con actividades infantiles enfocadas a la arquitectura que ya existe en Latinoamérica y Finlandia.

Los talleres, individuales o en grupo, se basan en el juego y los realiza tanto en el colegio como fuera de él. “Son participativos y no tienen nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en los colegios”, explica la arquitecta. “Intento educar en valores con aspectos tan importantes como la integración, la colaboración, la igualdad, la diversidad y la libertad de expresión. El objetivo es valorar el entorno”, añade.

Lo innato, dice, es construir y la única forma de aprender es haciendo cosas. Con esta filosofía, en seguida distribuye a los niños y les encomienda la tarea de construir a su escala un refugio o una ciudad con distintos materiales. E incluso les propone realizar una casa en forma de pompa de jabón en lo alto de un árbol. Por rocambolesco que parezca, Almudena inspira así la imaginación de los niños. Tiene prohibido a sus alumnos decir “no puedo” o “no me sale”. Les anima a seguir y a esforzarse hasta que acaban el trabajo y “salen transformados”. Esta experiencia les despierta el sentido crítico y observan lo que les rodea con otra mirada. “Se preguntan por qué un parque está vallado o por qué la calle es más ancha que la acera. Empiezan a entender y a abrir sus mentes”.

Almudena lucha desde su propia iniciativa por hacer ver que la arquitectura es valiosa y no un mero negocio. “Vivimos dentro de la arquitectura y condiciona nuestra forma de vivir”, concluye esta emprendedora que ya busca colaboradores para continuar su tarea en pos de crear una sociedad más abierta y participativa desde pequeños.

Anuncios

Un pensamiento en ““El objetivo del taller es valorar el entorno”

  1. Iniciativa preciosa. Enhorabuena! Gracias Carolina por contarnos lo que hacen las personas que tienen ganas, que buscan aprender y enseñar como Almudena.

Los comentarios están cerrados.