Emprendimiento/Para mejorar la empresa

Solo apto para verdaderos fans

Aunque en el mundo online podamos encontrar toda la información y los recursos que nos propongamos, está muy limitado a los sentidos. No podemos tocar ni oler, algo que nos gusta cuando compramos algún producto. Tal es la reflexión que hizo Karen Prats para impulsar Pop Corner, una plataforma web que permite acceder a la venta de productos exclusivos a través de tiendas efímeras en locales especiales. “Al final la experiencia que penetra en la mente del consumidor está muy vinculada con los sentidos” , opina Karen.

Desde Pop Corner están convencidos de que el modelo tradicional de venta está cambiando. Ahora se busca tener una experiencia al comprar. Esa conexión tan directa entre cliente y empresa que ellos potencian, consideran que “es la única forma de saber realmente lo que opinan os usuarios”.  Los locales los eligen en función del cliente potencial de la marca. Lo curioso de Pop Corner es que no toda persona puede ir a esos eventos, solo los verdaderos fans de esa marca tienen derecho. “Lanzamos una web personalizada del evento, la gente se apunta y se les hace una encuesta con una selección de preguntas trampa que solo si son fieles a esa marca, sabrán contestar”, explica su impulsora, cuya comunidad de usuarios la componen un 60% de mujeres de 25 a 45 años con intereses muy diversos. “Queremos a gente que realmente lo viva”, añade.

Este fenómeno ya arrastra en Estados Unidos una tendencia abismal, con la que ya facturan anualmente 80 millones de dólares y Karen aprovechó este impulso para inaugurar su proyecto el pasado mayo. “En España hemos visto una oportunidad porque hay muchos espacios comerciales vacíos y es una fórmula para activar y rentabilizar tanto a marcas como locales”, explica. La duración máxima de la tienda es de tres meses, porque con más tiempo perdería el factor sorpresa. Madrid, Barcelona, Milán, Nueva York son algunas de las ciudades en las que ya han colaborado en la realización de estas tiendas. “En Madrid trabajamos con Pop Up Store Spain, una empresa madrileña que funciona de forma parecida”, dice quien cree que en la capital está creciendo este movimiento.

Las marcas que participan con Pop Corner pueden ser aquellas que solo existen en Internet y quieren darse a conocer de forma física u otras que desean hacer una venta especial. “Cuánto más elitista o más exclusiva sea la marca, más poder de convocatoria tiene”. Los sectores más proclives a este tipo de tendencia son moda y tecnología.

A raíz de esta experiencia, en febrero lanzan Pop Places, otra plataforma que conectan a espacios comerciales que alquilen sus locales por días con marcas que deseen realizar ventas temporales. “Nos hemos dado cuenta de que hay una oportunidad importante y estamos apostando por ello”, concluye la impulsora de un proyecto alternativo con un gran principio social y una capacidad de adaptación asombrosa a los cambios de nuestro siglo.

Anuncios