Emprendimiento/Para los niños

“Mira mami, planes con descuentos para mí”

Desde que Marta Losada y Arantza Martínez-Huarte fueron madres, han sido muy consumidoras de ese Internet promocional con grandes descuentos orientado a los niños. Al principio compraban muchos productos y acudían a muchos eventos pero pronto se desencantaron. La oferta de esos sitios webs eran demasiado amplias y no encontraban fácilmente cosas interesantes. Y decidieron segmentarlo para mujeres trabajadoras, urbanitas, modernas y que compran online. “Quisimos que la gente pudiera ahorrar tiempo, dinero y disfrutarlo con la familia”, apunta Arantza, madre de dos niños.

Sus ganas de mejorar y lanzar algo novedoso construyeron Miramami, una web en la que podemos encontrar desde tronas y cuentos hasta talleres de cocina o un fin de semana en el Pirineo Catalán. Arantza lo define a la perfección: “Un club online de venta para mamás que ofrece productos especiales y planes divertidos para disfrutar en familia y siempre con grandes descuentos”. Una plataforma que en menos de un año, ha conseguido ser finalista de los Premios Emprendedoras de ‘Yo Dona’.

El denominador común de todo lo que ofrecen es que lo conocen de primera mano. Bien porque saben quién lo hace o porque tienen referencia de su trabajo anterior. “Somos intermediarios. Vamos, vemos cómo está montado y si nos gusta, se lo ofrecemos a la comunidad”, explica Marta. Tanta es su exigencia que han llegado a suspender alguna campaña por falta de confianza. Así, se basan en unos principios inamovibles. “Todos nuestros productos y servicios deben ser prácticos, educativos y de calidad”, añade, convencida de que la madre es quién organiza la vida de la casa.

Por un 20% y hasta un 70% menos, podemos adquirir algunos de sus productos. Los que presentan mayor descuento son aquellas marcas con un stock sobrante que no pueden volver a lanzar al mercado. “Otras marcas hacen estrategias de promoción con colecciones que tienen en tiendas pero que quieren hacer una venta especial durante unos días y lo hacen a través de Miramami”, explica Arantza. Los días de promoción varían según la empresa pero el mínimo son siete días. “Ahora en Navidad, algunas marcas prefieren tener más visibilidad y hacer una campaña de un mes”, añade su socia.

Ambas son conscientes del continuo cambio del mundo online y como usuarias, no quieren que sus clientas sufran el “bombardeo de newsletters” que hacen desde algunas empresas. Por eso, sus novedades solo las envían los lunes y viernes. Tampoco creen en la presión de tiempo como estrategia para una compra rápida. “Dejamos tiempo para que se lo piensen y compren tranquilamente”, señala Arantza. Actúan como les gustaría que lo hicieran con ellas.

Las cabezas de estas jóvenes madres no dejan de fabricar ideas. Confiesan que almacenan en sus cerebros todas las sugerencias que les proporcionan sus familiares y amigos. “No descartamos crear una web para papis”, afirma Arantza, que cree que ésta es la actitud del emprendedor. Su buena sintonía y amistad crean una compenetración envidiable para muchos socios. Ellas lo saben y luchan por mantenerla.

Desde septiembre están haciendo una selección de “mamis” de todas las provincias posibles para que colaboren con ellas y busquen productos infantiles o actividades que hacer con los niños. “Buscamos madres emprendedoras”, afirma Arantza. Tales son sus ganas de expansión, que ya están hablando con mujeres de Latinoamérica para hacer llegar Miramami. Y es que para ambas emprendedoras, lo mejor de su trabajo, es contar con la colaboración de otras madres. Todas, sin importar en la ciudad en la que vivan, creen en el fomento de la educación a través de divertidas actividades. “Con la ilusión y la dedicación que tenemos no puede salir mal”, concluye Arantza, mientras mira a su compañera de negocio. Y es que, aseguran, el emprendimiento compartido es mucho mejor.

Anuncios