Emprendimiento

“La compra de un coche debe ser emocional”

Desde que comenzaron hace año y medio, se hacen llamar “personal car shopper”. A Ana Moreno siempre le habían gustado los coches y su cuñado Ángel Martín había trabajado en el mundo del automóvil a través de empresas de renting, subastas online y en consultorías especializadas. Cada vez que Ana quería comprarse un coche, llamaba a Ángel y juntos se iban a los concesionarios y él sabía siempre como aconsejarle.

Ana vio claramente la necesidad y le propuso a su familiar crear una empresa que funcionara como asesora e intermediaria en la compra de un coche. Sin pensarlo dos veces, los dos se recorrieron decenas de concesionarios, reunieron todos los catálogos de producto y conocieron los coches de primera mano. Uno en la parte técnica y otra en la emocional hacen la mezcla perfecta para el negocio: “queríamos ser ese alguien que asesora y defiende los intereses de los clientes con independencia”, asegura. Con estas bases nació Busco coche por ti, que ha ayudado a comprar automóvil a más de 15 personas y ha asesorado a docenas de ellas.

Ana quiere que sus clientes se sientan tan a gusto como ella con su cuñado a la hora de la compra, ya que considera que esta acción debe ser emocional. Y es que cuado se compra un coche, no se compra una máquina, sino un producto para la familia. “Después de una casa, un coche es lo más importante y tiene que ser una compra divertida”, asegura sin dejar de sonreír. La gente, dice, no solo busca potencia y cilindrada, sino que se fija en si le cabe el carro de la compra o la silla de su bebé en el maletero, en la seguridad que ofrece y en las plazas que tiene.

Este mercado, como muchos otros, se mueve por modas y tendencias. Los monovolúmenes, por ejemplo, han dejado de ser los “típicos familiares” y ahora hay muchos modelos. “El sector del coche es como el de la Bolsa, tanto en precios como en productos. Se bombardea con nuevos modelos y nuevas necesidades”, explica Ana. Así, muchas personas optan por un 4×4 aunque no pisen jamás el campo y las marcas se han dado cuenta: “han creado los recientes SUV que son todoterrenos para la ciudad y la carretera”. También triunfan los coches pequeños como el Fiat 500, el Smart o el casi desconocido Opel Adam. “Para los pendientes de la estética que quieren un producto Premium pero no demasiado caro, siempre está el Golf o el Mini”, aconseja Ana.

Desde ‘Busco coche por ti’ se dirigen a clientes que no tienen tiempo, desconoce el mundo del coche o son expatriados que no saben por dónde empezar. Ayudan a encontrar el “coche perfecto”, nuevo o de segunda mano. Para conseguir que todas sus compras sean exitosas, estos emprendedores se reúnen con el cliente para conocer sus gustos y necesidades y según esto piden presupuesto a las marcas, concertan citas con aquellos que más les interesen, prueban los coches, negocian el precio y entregan el automóvil elegido. Entre la primera llamada a Ana y la firma de la compra pueden pasar entre 15 y 30 días, aunque han llegado a hacerlo en tan solo una semana. “Nosotros nos movemos rápido pero para la entrega del coche, dependemos del concesionario”, cuenta Ana.

Consciente de lo engorroso que resulta para muchos llevar el coche al taller, lavarlo o pasar la ITV, Ana realiza estas gestiones para el clientes. “La gente valora mucho que le soluciones un problema y nosotros trabajamos con una red nacional de talleres”, explica la impulsora del proyecto. También han conseguido ampliar el mercado de renting a las micropymes, haciendo que tengan los mismos derechos que una gran compañía.

Ana está convencida de que un coche es un buen regalo para pedir a los Reyes Magos, un deseo que también surge antes de las vacaciones. Y es que todos buscan en el coche algo más que un medio de transporte. “La gente los decora, les pone nombres y les habla cuando van al trabajo”, explica Ana, quien busca crear esta emoción desde el primer momento que se suben en un coche.

Anuncios