Emprendimiento/Para los niños

“La unión entre niños y oferta cultural debe ser natural”

“Aunque deciden los dos, quien busca cosas que hacer es la madre”. Quien habla es Diana Martín, periodista y creadora de ‘Mamá tiene un plan’, una web concebida como un medio de comunicación que ofrece información sobre planes madrileños para niños. Y es que si mamá tiene un plan, lo tiene toda la familia pero aclara: “no nos dirigimos solo a madres, sino a padres, tíos, abuelos e incluso a los niños que tengan acceso a Internet”.

‘Mamá tiene un plan’ nació con la idea de potenciar la cultura en familia. “La unión del interés de los padres por acercar a sus hijos a la cultura y el de las empresas culturales por atrapar a los más pequeños debe ser algo natural”, explica Diana, quien pretende que su web sea ese punto de encuentro. Para hacer una mejor selección, solo se queda con lo que, para esta emprendedora, tiene un certificado de calidad. Si bien no puede acudir a todas las actividades que recopila, siempre conoce las empresas que las llevan a cabo y ha visto algún espectáculo suyo anteriormente.

Entre las actividades que presenta esta original web, hay muchos que organizan museos, librerías o fundaciones. Los niños puede divertirse y aprender con un cuentacuentos, un paseo por Somosierra, la elaboración de un calcetín de Navidad o un viaje por la Edad Media a través de manuscritos de la época. Empresas que nacen acorde a las nuevas mentalidades. “Cada vez más se intenta educar a los niños en la creatividad y potenciar sus habilidades artísticas”, opina la periodista, que confiesa que en los días navideños, los planes se multiplican por dos.

Aunque de momento no promocionan los planes con descuentos, la última semana de cada mes realizan un sorteo, normalmente de obras de teatro. Tal es su debilidad por este género que Diana escribe una crónica para su blog de aquellas representaciones que más le han gustado. Pero Diana tiene claro el espíritu de su empresa y parte de él, tiene que ver con sus principios como periodista. “No nos queremos convertir en una web de venta. Queremos tener libertad editorial y si nos ponemos a vender, la perderíamos”, afirma con rotundidad.

Las actividades se dirigen a los niños de hasta los 13 años. A partir de esta edad, Diana sabe que se desprenden un poco del círculo familiar: “tengo la impresión de que los niños entran antes en la etapa adulta pero existe una mayor preocupación de los padres por hacer cosas juntos”. Dedicada al mundo del  ocio desde hace 7 años y al sector infantil desde hace 5, Diana ha visto como en los últimos dos años, la oferta de actividades ha aumentado de manera exponencial. “Poco a poco, las ciudades se van dando cuenta de que las familias y los niños tienen unas necesidades especiales a nivel de accesibilidad y comodidad”, explica esta emprendedora, quien considera que a Madrid le faltan más acciones solidarias. Con su trabajo, Diana pone su granito de arena a completar esa oferta tan necesaria para fomentar los lazos familiares y culturales.

Anuncios