Emprendimiento

“Hacer crowdfunding es mostrar una idea al mundo”

Image and video hosting by TinyPic

Antonio de la Rosa quiere realizar dos expediciones este año: una travesía invernal a Alaska por la ruta del Iditarod, a pie y con esquíes de fondo y y el cruce del Atlántico a remo por la ruta Senegal-Guyana Francesa. En total casi 6500 kilómetros. Asegura que está preparado física, mental y técnicamente para ello pero le falta la financiación. Cree en su sueño y confía en la gente para conseguirlo. Lánzanos apoya su sueño.

El proyecto de Antonio es uno de los que forman parte de Lánzanos, la primera plataforma de crowdfunding que se abrió en España hace ya cuatro años. Fue el momento perfecto. La responsable de marketing Marta Pizarro afirma que la crisis económica impulsó este nuevo modelo de financiación para poder sacar adelante los proyectos creativos y solidarios.

Cualquier proyecto puede formar parte de Lánzanos y solicitar financiación para ponerlo en marcha. El creador estima cuánto necesita para el proyecto con el asesoramiento de la plataforma y el mecenas, que puede  ser una persona, una empresa, una institución o un organismo público le aporta el dinero que necesita. Y a cambio, recibe una recompensa “coherente con el proyecto, atractiva y abundante”, según Marta.

“Subir un proyecto a una plataforma de crowdfunding puede aportar gran cantidad de datos a su autor”, dice Marta. Sirve como un estudio de mercado. “El emprendedor sabrá si sabe comunicar bien, si el proyecto es atrayente, si está incompleto o si satisface una demanda. Pensemos que hacer crowdfunding es mostrar una idea al  mundo, que el mundo la juzgue y, en función de eso, la apoye”, añade la responsable.

En Lánzanos aceptan todo tipo de propuestas que revistan seriedad y profesionalidad. No valen disparates. “Pensamos que todas las ideas son buenas y susceptibles de ser financiadas a través de crowdfunding. Pero debe reflejar una investigación previa por parte del autor y dar a entender que cree en el proyecto. Tampoco aceptamos proyectos que buscan el enriquecimiento personal sin aportar valor alguno”, aclara Marta.

Si una persona o entidad tiene una afinidad a la filosofía corporativa del proyecto, puede convertirse en partner, lo que le beneficia enormemente . Sobre todo si le respalda una empresa importante con una gran comunidad. Los partners deciden apoyar con su imagen de marca un proyecto determinado, aportando así un valor añadido a su empresa y apostando por el talento de los jóvenes emprendedores.

Con un porcentaje de éxito del 40% en todos sus proyectos, los dedicados a la cultura son los que más atraen. En parte, explican desde la plataforma, porque las recompensas que los artífices del proyecto dan a los mecenas son muy buenas y suelen ser siempre acordes al dinero que se aporta. Sin embargo, y para sorpresa y satisfacción del equipo, el que se ha hecho el récord es un juego de rol de mesa llamado Hero Quest. En tan solo dos meses, ha recaudado 680.000 euros, lo que le sitúa en el primer puesto de los proyectos financiados por crowfunding en España. Este logro ha dado a Marta y sus compañeros un motivo de orgullo y la confirmación de que la colaboración entre ciudadanos es posible y real.

Anuncios