En otros medios

¿En qué es distinta la mujer directiva?

Image and video hosting by TinyPic

Mucho se habla del pedregoso camino que, a menudo, tiene que recorrer la mujer para alcanzar un puesto directivo en una empresa. Las mujeres españolas ocupan el 21% de los cargos directivos, lo que las sitúa por debajo de la media mundial y de la UE, según un estudio del Internacional Businees Report. Pero ¿qué ocurre cuando llegan a la cima de las compañías? ¿Cómo se comportan? Tras tanta lucha, ¿se vuelven altivas, frías y distantes? ¿Es distinta la mujer directiva? ¿En qué?

Juana Erice, experta en comunicación que lleva más de quince años trabajando junto a grandes directivos, cree que la diversidad de género es complementaria y necesaria. “Aporta riqueza, ya que se plasman visiones  diferentes y complementarias”. Lo mismo opina la directora jurídica de Renault España, María Luisa de Contes, cuya empresa cuenta con un 15% de mujeres en plantilla y tiene un objetivo de alcanzar el 25% en cuatro años. Contes se muestra firme defensora de las cuotas, aunque priorizando el mérito profesional por encima del género: “Es la única forma de acelerar este camino en pro de la promoción y protección de los derechos fundamentales de las mujeres en el ámbito laboral”. Y aclara: “Hay que precisar que un sistema de cuotas no consiste en priorizar el género sin tener en cuenta el mérito profesional. Se trata de valorar el mérito sin que su género suponga un obstáculo en su ascenso a un puesto de dirección o responsabilidad”. Contes también encabeza el Foro Mujeres Diálogo que intenta acercar a españolas y francesas.

Sigue leyendo en el blog ‘Mujeres’ de El País

Anuncios