En otros medios

A él lo destinan a otro país. ¿Y ella?

Image and video hosting by TinyPic

A él le ofrecen un trabajo en otro país. Ella debe poner en una balanza acompañarle en la aventura o quedarse en su ciudad de siempre con su empleo, si lo tiene. Muchas, empujadas por la crisis que asola España y por las ganas de vivir una experiencia en un país nuevo, optan por la primera opción. Si el hombre es el que tiene mejor trabajo, la pareja decide continuar la carrera profesional del marido porque económicamente es más beneficioso para la familia. En otros casos, aunque ella tenga trabajo estable, deciden trasladarse a otro país porque el hombre ha encontrado allí empleo (bien sea porque antes estuviera en paro o por una promoción o ascenso profesional).
El idioma, el visado o las convalidaciones en determinadas profesiones suelen ser los impedimentos principales entre la mujer y el mercado laboral del nuevo país. Este fenómeno de migración, que cada vez cobra más fuerza, le afectan cuestiones como la identidad de género, las decisiones de pareja y el momento del ciclo vital. Así lo cree Estrella Montes, socióloga e investigadora de la Universidad de Salamanca sobre las organizaciones, el mercado de trabajo y las relaciones de género. Si el salario o las condiciones de vida son mejores en el país de destino aparentemente es una decisión racional a favor de la familia, pero en otros casos se tiñe de irracionalidad, según Montes. “Da igual cómo lo enmascaremos en nuestra mente, siempre renunciamos las mujeres. Por supuesto, hay excepciones, pero son eso excepciones”, añade.

Sigue leyendo el reportaje en el blog ‘Mujeres’ de El País

Anuncios