Emprendimiento

“El blog nos da libertad”

Image and video hosting by TinyPic
Foto: Jorge París/20Minutos

Las ocho se conocieron realizando un máster de Periodismo Internacional en Barcelona pero su pasión por el periodismo no se acabó en las clases. Muchas no podían vivir del oficio que tanto les gustaba, se unieron y lanzaron Goldman Sachs is not an after shave, un blog sobre política internacional contado de forma sencilla y cercana. Tan solo un año después del primer post, ya han ganado el Premio 20 Minutos al mejor blog 2013.

Divididas por España y el mundo, estas periodistas escriben de política desde una perspectiva de género y con el objetivo de dar a conocer personajes o países de los que no se habla en los medios tradicionales. “Hay reportajes sobre mujeres importantes pero desconocidas o países Corea del Norte”, explica Sussana Arús, responsable de comunicación de la bitácora.

Estudiando el máster se dieron cuenta que este campo del periodismo está dominado por los hombres y las publicaciones tampoco representaban a las mujeres, en la mayoría de ocasiones. De ahí que el nombre elegido allá sido éste: “Goldman Sachs is not an after shave Representa el gran desconocimiento de los grandes temas internacionales y la masculinización del mundo”, cuenta Sussana.

Una de sus integrantes es Esperanza Escribano, quien escribe sobre mundo árabe y Unión Europea. “He estudiado dos años árabe y me interesa mucho ese mundo y el musulmán. Ahora los temas europeos forman parte de mi rutina diaria”, dice esta corresponsal de Bruselas.

“La política internacional y la economía son las grandes desconocidas e incluso, provocan desinterés. Lo que buscamos es aproximar los temas de una forma sencilla, que la gente sepa que lo ocurrido en Bangladesh también le afecta”, dice Sussana. Su compañera Esperanza coincide con esta idea y confiesa que le atrae la rapidez y las incertidumbres que rodean al periodismo internacional. “El gas que llega a los alemanes viene de Rusia. Su precio o incluso que siga llegando dependen de las decisiones que tome la UE o Estados Unidos a nivel internacional. El mundo está establecido de forma que lo más importante lo acaban decidiendo el Consejo de Seguridad de la ONU o Goldman Sachs”, explica. Controlar sus acciones es mucho más difícil y a la vez, mucho más necesario porque están lejos de la realidad cotidiana, no muchos hacen ese seguimiento y lo tienen más fácil para salir de rositas”, añade.

Muchos escritos sobre África, Asia y Europa hablan sobre derechos humanos y los derechos sociales. Esperanza cree que lo ilógico es que esos temas no nos interesen, cuando se trata de derechos humanos y vidas como las nuestras. “La vida diaria de un saharaui o un nigeriano está seguramente mucho más cerca de la nuestra que la de Obama o Putin y sin embargo, son ellos quienes llenan nuestras pantallas. Cuando podemos, intentamos contar la historia de alguien para despertar mejor el sentimiento de empatía”, comenta consciente del impacto emocional que tienen este tipo de noticias en los lectores.

Basadas en análisis de opinión, estas mujeres critican los gobiernos, las medidas y los políticos que, a su juicio, no están haciendo bien. “Para información objetiva están las agencias y a veces, ni eso. Nosotras estamos por la igualdad de género y los derechos humanos, creo que un posicionamiento que todos los medios deberían tener”, defiende la periodista.

Estas bases fundacionales se mantienen a lo largo y ancho del mundo, allá donde esté cada periodista. “Eligieron las zonas de las que escribir según sus experiencias, sus gustos y su lugar de residencia”, explica Sussana. Y aunque lo ideal sería informar desde el lugar en el que suceden los hechos, la tecnología les facilita mucho el trabajo.

Algunas de ellas ya habían trabajado en otros países pero todas siguen vinculadas al periodismo y a la comunicación desde las empresas en las que trabajan y con las cuales compatibilizan esta labor social. Y consiguen actualizar el blog prácticamente todos los días actualizan.

Les encantaría poder trasladarse a las zonas en las que está sucediendo la noticia para informar de primera mano pero el problema económico es una frontera casi imposible de traspasar. “Lo que hacen es aprovechar sus viajes de trabajo o de placer para ir a esos lugares y escribir sobre lo que allí ocurre”, dice Sussana. “Ojalá algún día Goldman Sachs sea tan autosuficiente como para permitirnos viajar y cubrir las cosas donde ocurren”, explica la periodista amante del mundo árabe.

Aunque no han recibido críticas directas sobre sus publicaciones, sí que han tenido reacciones: “Si puede levantar ampollas algunas de las cosas que decimos porque uno de nuestros criterios es tener un estilo directo y hablar sin miedo. El blog nos da esta libertad”, aclara Sussana.

Y este es un aspecto que tienen claro que nunca querrían perder de vista. Si bien desean que una vez conocido, su blog cuenta con un sustento económico, saaben que la publicidad puede limitarles la independencia de la que ahora gozan ahora. “No vamos a tener publicidad de nadie que nos limite la libertad de expresión, ¡faltaría más! Es un proyecto en el que creemos, algo que hacemos para publicar todo lo que en otros medios no podríamos, ser nuestras propias jefas. Eso en ningún momento va a cambiar”. Es precisamente esta pasión y vocación por el periodismo la que les hace mantenerse pendientes de la actualidad y querer ayudar a los demás con ella.

Anuncios